Modo de Uso y Diferencia entre Bronzer, iluminador y Rubor

Rubor:

También lo encontramos como “blush” y es uno de los grandes aliados en el maquillaje. Su función es darle un color natural a nuestro rostro, destacando específicamente nuestras mejillas.

Existen varios pigmentos de rubores que se adaptan a los diferentes tonos de piel. Unos son más rojizos, otros más naranja y otros con tonos rosa. Se le encuentra en polvo, crema o barra.

Se aplica en los pómulos y se difumina muy bien para que abarque parte de la mejilla. Si eres de cara redonda, aplica debajo de los pómulos en línea horizontal y difumina bien.

Bronceador:

También se le conoce como “bronzer”. Se le encuentra en polvo o crema. Este producto lo que busca es darle un toque bronceado a tu piel y, en muchos casos, se utiliza para generar sombras que destaquen facciones. Específicamente para definir los pómulos.

Este se aplica, dependiendo de la forma de tu rostro, solo en zonas específicas como debajo de los pómulos, debajo del mentón y en la sien. Si eres de cara cuadrada, es mejor que no apliques bronceador. Sino solo un poco en tus mejillas.

Iluminador:

Su misión es dar luz a tu rostro es zonas muy específicas. Generalmente se encuentra en polvo y hay diferentes intensidades de brillo.

Las hay más blancas, amarillas o rosadas. Es importante no utilizar demasiado producto. Esto solo representa el toque final de un maquillaje.

Aplica en la parte superior de tus pómulos, en tu nariz y un poco en la frente. Si tu rostro es muy grasoso, evita aplicar en la frente.

×

Comuníquese con nosotros a través de Whatsapp para cualquier consulta o pregunta

× ¿Cómo puedo ayudarte?