Trucos para un Bronceo duradero

Seguro que te apetece prolongar al máximo ese bonito tono de piel dorada y aterciopelada que resulta de lo más atractivo y que tantas horas al sol te ha costado. ¿Quieres presumir de moreno un poquito más? ¡Toma nota!

Aunque sea una evidencia, hay que recordar que la mejor fórmula para conseguir un bronceado duradero es tomar las debidas precauciones a la hora de disfrutar del sol, de manera que los baños solares no supongan una agresión para nuestra epidermis. Una adecuada protección, con el factor idóneo para nuestro tipo de piel, y una profunda hidratación posterior son el mejor remedio preventivo para un moreno bonito, uniforme y duradero.

Tras esos días maravillosos de playa y piscina tu piel necesita un tratamiento express que restablezca su equilibrio y que haga que luzca tersa y luminosa por más tiempo. Para ello, el primer paso es realizar una suave exfoliación corporal y facial que facilite la renovación natural de las células. No creas que con ello «eliminarás» más bronceado. Al contrario de lo que pudiera parecer, al deshacerte de estas células externas «muertas» (siempre con un exfoliante muy suave) evitarás el aspecto de piel descamada y apagada, reavivando el favorecedor y saludable color dorado y consiguiendo un tono, tal vez algo menos intenso, pero mucho más bonito, sin manchas y sin los antiestéticos pedacitos de piel que se van desprendiendo de forma progresiva.

El segundo paso y, sin duda el más importante para prolongar el bronceado, es la HIDRATACIÓN. Tras el verano, tu piel pide a gritos una hidratación profunda que le devuelva su equilibrio y su elasticidad, algo que puedes conseguir aplicando alguna de las cremas específicas «after sun». Tras la exfoliación, este tipo de cremas penetran en las capas más profundas y «alivian» a la piel de la acción de los rayos solares. La mayoría de estas cremas están pensadas para conseguir que la piel, tras la exposición al sol, se recupere del daño al que la sometemos, hidratándola y reparándola en profundidad. No dudes en agotar todos los botes de after sun que tengas por casa.

Hidratar y nutrir, son las claves para mantener un suave, irresistible y envidiable aspecto veraniego. Utiliza tratamientos específicos ultrahidratantes después de tu ducha diaria y aplica alguna crema o serum nutritivo para alimentar en profundidad cara y cuerpo.

Si prefieres una solución totalmente natural, ayúdate en la hidratación con un aliado excepcional: el aceite de borraja. Es tan rico en ácidos grasos esenciales que te ayuda a combatir la sequedad cutánea y a hidratar la piel de forma sensacional. Úsalo diariamente tras la ducha aplicándolo mediante un suave masaje, apenas unas gotas bastarán para nutrir e hidratar la piel intensamente.

Además, para que tu bronceado no decaiga, no dudes en usar las cremas y lociones de bronceado progresivo que comenzaste a ponerte en junio. Si quieres mantener tu moreno durante unas semanas más, ahora es el momento de recuperarlas. Cuanto más te las pongas más morena estarás, pero ten cuidado y úsalas solo como mantenimiento.

Alimentos aliados del bronceado

Existen una serie de alimentos que ayudan a estimular y prolongar el bronceado. La zanahoria y el tomate, ricos en carotenos, facilitan la producción de melanina, mientras que los alimentos ricos en vitaminas B y E, como el pescado y las legumbres, evitan la deshidratación y la descamación y prolongan el bronceado.

×

Comuníquese con nosotros a través de Whatsapp para cualquier consulta o pregunta

× ¿Cómo puedo ayudarte?